miércoles, 3 de marzo de 2010

cuantos tipos de transtornos hay.


Los trastornos alimenticios se han convertido en una expresión sintomática de la época. Surgen como consecuencia del modo de vida, de los modelos estéticos predominantes, de problemas psicológicos o de autoestima. Hay una variedad de trastornos alimenticios que muestran su origen de maneras muy diversas. Tratar estos trastornos es de vital importancia para la salud física y mental de toda persona que los padece.

¿Qué es un trastorno alimenticio?
Se denomina trastornos alimenticios o alimentarios se refiere a aquellos trastornos psicológicos que derivan en anomalías graves en el comportamiento de la ingesta de alimento, es decir que la explicación de estos trastornos se encuentra en una alteración psicológica.
Se entiende, al pensarlo así, que el síntoma externo podría ser una alteración de la conducta alimenticia (dietas prolongadas, pérdida de peso...) pero el origen de estos trastornos se tendría que explicar a partir de una alteración psicológica en insatisfacción personal, miedo a madurar, elevados índices de autoexigencia, ideas distorsionadas sobre el peso o la comida etc.

Tipos de trastornos alimenticios

Anorexia nerviosa
Es el trastorno alimenticio más común entre mujeres, sobretodo en edad adolescente. El síntoma mas común que caracteriza este trastorno es la percepción alterada de la figura corporal. La consecuencia directa de esta distorsión es la suspensión de la ingesta de alimento alterándose los límites de peso en relación a la estatura y generando un deterioro grave de las condiciones físicas y mentales


Bulimia nerviosa
Se caracterizan por episodios frecuentes de voracidad seguidos por conductas compensatorias dañinas, como el vomito provocado, el abuso de fármacos, laxantes y diuréticos o cualquier medicamento con efectos similares, el ayuno o el ejercicio, como en la anorexia nerviosa también en la bulimia existe una alteración de la percepción.
Diabulimia
Este nuevo trastorno alimenticio afecta a aquellas personas que padecen de diabetes de tipo 1. Uno de los síntomas de esta enfermedad diabetes de este tipo es la perdida de peso que normalmente se compensa mediante la aplicación de inyecciones de insulina. La diabulimia es el salteado de la aplicación de la dosis de insulina con el fin de perder peso.



Vigorexia: obsesión y ejercicio
Adicción al ejercicio o vigorexia es un trastorno en el cual las personas realizan prácticas deportivas en forma continua. No es un trastorno alimenticio pero se lo asocia a ellos como una sintomatología. Las personas que padecen de esta adicción comparten algunos rasgos que presenta quien sufre de anorexia: baja autoestima, dificultades para integrarse en sus actividades sociales habituales, son introvertidos y rechazan o les cuesta aceptar su imagen corporal



El comienzo de los trastornos alimenticios: los síntomas
Los comienzos de la anorexia nerviosa presentan situaciones donde la persona afectada se niega firmemente a mantener su peso corporal y demuestra además un pánico a ganar peso aún estando por debajo del peso normal. Esto va a acompañado de la descripción distorsionada de su propia figura corporal y, en el caso de las mujeres, comienzas a ausentarse de tres a cinco ciclos de menstruación.
Los comienzos de la bulimia muestran alta frecuencia de grandes ingestas (o atracones) de comida por periodos prolongados (mayores a los 90 minutos) falta de control sobre la decisión de detener la ingesta. El siguiente síntoma es llevar a cabo una acción nociva que contrarreste la ingesta: vómitos auto producidos, uso de medicamentos, laxantes, diuréticos, consumo descontrolado de vaselina liquida.

Tratamientos para los trastornos de la alimentación
Es importante comprender que los trastornos de la alimentación son una enfermedad. Es común y esperable que el enfermo no intente modificar la situación. No es una falta de voluntad sino un síntoma de la enfermedad. La familia en estos casos debe ser la encargada de la consulta especializada de forma urgente.


Los trastornos alimenticios pueden ser exitosamente tratados y puede restaurarse un peso saludable. Es importante el diagnostico temprano para obtener una éxito total en el tratamiento. Los trastornos alimenticios no son afecciones simples, debido a su complejidad demandan tratamientos largos y adecuados a cada situación, pero siempre deberá estar presente el trabajo interdisciplinario de los profesionales médicos. Un buen tratamiento contara con la conjunción de: cuidado y revisión médicos, intervenciones psicosociales, asesoría nutricional y, cuando sea adecuado, control de medicamentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada