miércoles, 25 de noviembre de 2009

la Enfermedad de la Tiroides



Desde hace mucho tiempo,
usted se ha sentido cansada
y deprimida. Tampoco
puede bajar las 10 o
15 libras que desea, aunque está
haciendo ejercicio. ¿Es su imaginación
o es posible que sea
su tiroides?
¿Qué es la Glándula Tiroides y
cual es su Funcionamiento?
La glándula tiroides es una glándula bi-lobulada en
forma de mariposa que está situada en el cuello.
Dicha glándula secreta dos tipos de hormonas las
cuales son necesarias para el crecimiento y metabolismo
apropiado, triyodotironina [T3] libre y tiroxina
[T4] libre. La glándula tiroides es controlada por
la glándula pituitaria (una glándula localizada en el
cerebro). La glándula pituitaria crea la hormona que
estimula a la tiroides (“TSH”), ésta circula a través
del torrente sanguíneo y estimula a la glándula
tiroides para producir T3 y T4.
¿Cuáles son las Causas de las
Enfermedades de la Tiroides?
Las enfermedades de la tiroides ocurren cuando la
tiroides secreta una cantidad excesiva o una cantidad
muy pequeña de hormonas. Las probabilidades de
que una mujer padezca de enfermedades de la
tiroides son 8 veces más altas a las de un hombre.
¿Cómo es diagnosticada la
Enfermedad de la Tiroides?
La enfermedad de la tiroides es diagnosticada
después de llevar a cabo una revisión de los síntomas,
de completar un examen físico y de someterse
a una prueba de sangre la cual mide los niveles
de “TSH”, T3 y T4 en la sangre. El médico también
puede ordenar un escáner o un ultrasonido.
Enfermedades Comunes
de la Tiroides
El hipotiroidismo es una enfermedad que ocurre
cuando el cuerpo no crea suficientes hormonas
tiroideas. Esta condición es más frecuentemente
diagnosticada entre los 30 y 60 años. Existen
muchos síntomas comúnmente relacionados con
el hipotiroidismo los cuales pueder includir fatiga,
aumento de peso, estreñimiento, ritmo lento del
pulso, intolerancia al frío, reflejos más lentos, bocio
(una glándula tiroides agrandada), piel reseca,
cabello reseco, pérdida de cabello, uñas quebradizas,
depresión, reducción del libido, irregularidades
menstruales, reducción en la fertilidad,
dolor en los músculos, hinchazón en los párpados,
manos o pies, y niveles elevados de colesterol.
No existe curación para el hipotiroidismo pero
puede ser tratado relativamente fácil con un reemplazo
sintético de T4. El medicamento levotiroxina
puede ser tomado oralmente y si es administrado
apropiadamente, es un medicamento muy seguro.
Puede ser tomado durante el embarazo y aunque la
mujer esté amamantando. Si usted está embarazada,
es probable que su doctor modifique la dosis
debido a que el embarazo incrementa la necesidad
de la hormona tiroidea.
El hipertiroidismo es lo opuesto al hipotiroidismo;
es la condición en la cual es cuerpo crea una
cantidad excesiva de hormonas tiroideas. Por lo
general ocurre más frecuentemente en las mujeres
que están en sus 20s. La causa más común de
hipertiroidismo es una enfermedad llamada
“Grave”. Esta enfermedad la cual causa una sobre
producción de hormonas tiroideas, tiene tendencia
a causar protuberancia en los ojos. El hipertiroidismo
está comúnmente relacionado con los
siguientes síntomas: palpitaciones y ritmo cardiaco
rápido, nerviosismo y ansiedad, glándula tiroides
agrandada, pérdida o aumento de peso, aumento
en el apetito, movimientos frecuentes del intestino
con defecaciones sueltas, intolerancia
al calor, transpiración creciente,
insomnio, fatiga, temblor, debilidad
del hombro y el muslo, ojos prominentes
o arenosos, hinchazón en la
parte inferior de las piernas, cambios
en las uñas, pérdida de cabello, piel
grasosa, cambios emocionales, y
libido creciente.
El hipertiroidismo puede ser tratado
con las drogas antitiroideas o con
yodo radiactivo. Los medicamentos
Lo que Usted debe Saber sobre
la Enfermedad de la Tiroides
®
antitiroideos son tomados para inhibir la producción
de hormonas. El tratamiento de yodo
radioactivo destruye la habilidad de la tiroides de
crear hormonas. Comúnmente, una vez que la
persona se sometió a un tratamiento de yodo
radioactivo, la tiroides produce pocas cantidades
de la hormona. Como resultado de este tratamiento,
es común que las personas padezcan
de hipotiroidismo.
El hipertiroidismo tiene síntomas similares a los
del embarazo tales como dificultad para respirar,
ansiedad y fatiga. Si es posible, el tratamiento
para el hipertiroidismo debe ser completado antes
de embarazarse. Si la mujer está embarazada, los
medicamentos antitiroideos son la mejor opción
para tratar el hipertiroidismo. Las mujeres que
están embarazadas y están bajo tratamientos para
el hipertiroidismo deben asegúrese de visitar a
su médico regularmente, especialmente si
deciden amamantar.
La tiroiditis subaguda ocurre con más frecuencia
durante una infección del tracto respiratorio superior.
Generalmente, la anomalía de la tiroides continúa
persistiendo aunque la infección respiratoria
ya ha sido curada. Una mujer que padece de
tiroiditis subaguda experimenta dolor radiando de
la tiroides hacia la mandíbula u oídos, ya sea en
sólo un lado o ambos lados de la cara. También, la
tiroides puede estar muy adolorida y es posible
que la mujer padezca de los síntomas del hipertiroidismo.
Después de un plazo corto de hipertiroidismo,
es posible que la mujer desarrolle
hipotiroidismo por un plazo más largo. Esta condición
puede durar por un plazo corto o puede volverse
una condición permanente.
La tiroiditis posparto es una inflamación de la
glándula tiroides después de dar a luz y no es
dolorosa. Frecuentemente, no es diagnosticada
debido a que muchos de sus síntomas tales como
el nerviosismo, la fatiga, la pérdida de peso y los
cambios emocionales son generalmente considerados
como parte de la recuperación después del
parto. Semejante a la tiroiditis subaguda, después
de un plazo corto de hipertiroidismo, la mujer
puede desarrollar hipotiroidismo por un plazo
más largo. Lo más importante es que las mujeres
que están experimentando depresión posparto u
otros síntomas “de una nueva madre” hagan una
cita con el médico para que revisen los niveles de
la tiroides.
Otra enfermedad común de la tiroides es el
nódulo tiroideo. Los nódulos tiroideos son protuberancias
que se encuentran en la tiroides. Dichos
nódulos pueden ser benignos (no cancerosos) o
malignos (los cuales se desperdigan). Sin embargo,
el cáncer de la tiroides es un cáncer que se dispersa
lentamente y por lo general, cuando la persona es
diagnosticada, el cáncer no se ha dispersado.
Los nódulos benignos son los que usualmente
están sólo en un lóbulo de la tiroides o hay uno que
es más grande que los otros. Para determinar si un
nódulo es benigno o canceroso, es necesario realizar
una biopsia usando una aguja delgada para extraer
las células y examinarlas bajo un microscopio. Los
nódulos benignos pueden ser observados, tratados
con medicamento o removidos quirúrgicamente
dependiendo de su tamaño y de los síntomas relacionados.
Los nódulos cancerosos requieren de pruebas
de imagen adicionales, de extirpación quirúrgica
y de terapia continua.
¿Existen Factores que Incrementan
el Riesgo de Desarrollar
Enfermedades de la Tiroides?
Existen ciertos factores que están relacionados con
una incidencia más alta de enfermedad de la tiroides:
• Si un miembro de la familia padece de
problemas de la tiroides
• Si la persona padece de otra enfermedad
pituitaria o endocrina
• Si usted o un miembro de su familia padecen de
una enfermedad del sistema inmunológico
• Síndrome de fatiga crónica
• Fibromialgia
• Tener 60 o más años de edad
• El haber dado a luz recientemente
• Menopausia
• El fumar
• Exposición a la radiación
• Terapia de litio
• Exposición a ciertos químicos tales como
perclorato y fluoruro.
Dado a que las mujeres padecen más frecuentemente
de enfermedades de la tiroides, es importante
mantenerse bien informada sobre las nuevas
investigaciones o estudios acerca de la salud de
la tiroides. Asegúrese de pedirle a su médico que
revise los niveles de su tiroides al cumplir los
35 años y a partir de esa edad, cada 5 años
después. Si usted sospecha que sus síntomas están
relacionados con enfermedades de la tiroides,
asegúrese de comunicárselo a su médico.
Este informe fue redactado por Elisheba Haqq-Stevens, enfermera,
usando contexto de: Davis A, Nader S. Una Guía
Practica sobre la Enfermedad de la Tiroides en Mujeres. The
Female Patient. 30(9):38-46, Healthy Place.com
(http://healthyplace.com), Biblioteca Médica Medem
(http://www.medem.com/medlb/medlib_entry.cfm) y
About.com, Salud y Bien Estar (http://about.com/health/).
The Female Patient grants permission to reproduce this handout for the purposes of patient education. 12/05

No hay comentarios:

Publicar un comentario